SERVICIOS
FRACTURAS MAXILARES
Rehabilitación Bucal Estética y Reconstructiva
regresar7.png arriba.png
.
Dra. Felícitas Escudero Suárez . Cirujano Maxilofacial
adelante24.png atras15.png
Las fracturas maxilares se clasifican en tres tipo, segun el trayecto de la linea de fracturas. La frecuencia de fracturas mediofaciales se ha incrementado en los últimos tiempos, casi con la misma proporción con que se han desarrollado los medios de transporte y su velocidad de desplazamiento, la violencia social, los accidentes laborales principalmente por caídas y las coces de animales, son también factores etiológicos. Hay que tener en cuenta que la cara por su localización expuesta en el cuerpo es un sitio frecuente de trauma en un accidente vial, laboral o por agresión. La mayoría de las fracturas ocurren entre los 15 a 40 años de edad, etapa más productiva de la vida.

Las fracturas maxilares causadas por violencia interpersonal típicamente son fracturas cerradas que comprometen uno o varios huesos faciales, pero con daño mínimo de tejidos blandos.

Los accidentes por vehículos de motor producen una variedad amplia de lesiones. La desaceleración rápida empuja la cara contra el choque o la cabrilla dando fracturas complejas con minutas que comprometen todo el tercio medio. Los vidrios y metales astillados producen heridas avulsivas de tejidos blandos de la cara y cavidad oral, completando el cuadro para obstrucción aérea.- En este tipo de accidentes también se presentan, por lo general, heridas en otras partes del cuerpo.
Un maxilar fracturado causa dolor y, por lo general, altera la forma en que los dientes encajan entre sí. A menudo, no se puede abrir mucho la boca o ésta se desplaza hacia un lado cuando se abre o cierra. La mayoría de las fracturas maxilares se producen en el maxilar inferior (mandíbula). Las fracturas de la mandíbula superior (maxilar) pueden causar visión doble (porque los músculos del ojo se insertan cerca del maxilar), insensibilidad de la piel bajo el ojo (a causa de lesiones de los nervios) o una irregularidad en el hueso de la mejilla que se puede percibir pasando el dedo a lo largo de ésta.

Cualquier traumatismo con suficiente fuerza como para fracturar la mandíbula, puede también lesionar la columna vertebral cervical. Por ello, antes de tratar un maxilar fracturado, se hacen radiografías del cuello para descartar una lesión de las vértebras. Un golpe con suficiente potencia para fracturar la mandíbula, puede también causar una conmoción o una hemorragia craneal. En caso de posible fractura maxilar, se debe mantener en su lugar la mandíbula con los dientes juntos e inmóviles, pudiéndose sostener la mandíbula con una mano o preferentemente con una venda envuelta varias veces por debajo de ésta y por encima de la cabeza. Quienquiera que haga el vendaje debe proceder con cuidado, evitando cortar la respiración del afectado. Es necesaria la asistencia médica lo antes posible porque las fracturas pueden causar una hemorragia interna y obstruir las vías respiratorias.
Dra. Felícitas Escudero Suárez / Cirujano Maxilofacial de Toluca
Diagonal Antonio Torres No. 102, casi esquina con Heriberto Enríquez, a dos cuadras
de Tollocan sobre Heriberto Enríquez, Col. Universidad, Toluca, Edo. de México
Diagonal Antonio Torres No. 102, casi esquina con Heriberto Enríquez, a dos cuadras
de Tollocan sobre Heriberto Enríquez, Col. Universidad, Toluca, Edo. de México
Cel: 722 184 3488 / Tel: (722) 598 1332
E-mail: felicia_esc@hotmail.com